Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Miércoles 19 de Junio 2019

Miércoles 19 de Junio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Apresuran exportaciones de México a EEUU para evitar arancel

AP Photo,, Decenas de camiones hacen fila para cruzar a Estados Unidos en la frontera de Tijuana, México, el viernes 7 de junio de 2019. (AP Foto/Hans-Maximo Musielik) Foto Capital Media
Autor
|
10 de Junio 2019
|

TIJUANA, México (AP) — Algunas compañías han comenzado a sacar de México tantos productos como les es posible para adelantarse a los posibles aranceles que el presidente Donald Trump amenazó con imponer.

Automóviles, electrodomésticos y materiales de construcción están cruzando la frontera apresuradamente antes de que venza el plazo el lunes.

Tejas hechas en México están apiladas junto a una bodega de Nuevo México. Una fábrica de muebles y un exportador de chiles jalapeños están preocupados por el posible impacto financiero de la próxima semana. Cientos de camiones de carga están formados el viernes en el cruce fronterizo de Tijuana con dispositivos médicos y vehículos Toyota con destino a Estados Unidos.

Incluso antes de la amenaza de los aranceles, salían de Tijuana 80 millones de dólares en bienes a través de la frontera cada día. Ahora las compañías están gastando millones para contratar transportes de carga y asegurar espacio en almacenes de Estados Unidos, en un traslado masivo de inventarios en cuestión de días a lo largo de la frontera de casi 3.200 kilómetros (2.000 millas).

“Ves a los gerentes de suministros sudando la gota gorda, trayendo cosas tan rápido como pueden”, dijo Jerry Pacheco, presidente de la Asociación Industrial de la Frontera en Santa Teresa, Nuevo México. “Casi todos los gerentes de suministros que traen cosas de México están empeñados en pasarlas por la frontera tan rápido como sea posible”.

Trump dijo que impondrá un arancel de 5% sobre todos los productos importados desde México a partir del lunes a menos que el país latinoamericano tome mayores medidas para detener el flujo de migrantes que usan su territorio para llegar a Estados Unidos.

Representantes de la Casa Blanca y de México se han estado reuniendo en Washington con la esperanza de lograr un acuerdo que satisfaga al presidente y se eviten los aranceles. Muchos republicanos en Washington se oponen a los aranceles porque temen repercusiones en la economía. Se desconoce cómo le harán las compañías para pagar los nuevos impuestos.

Sandra Maldonado, quien provee servicios de consultoría legal sobre reglas de comercio a maquiladoras, dijo que uno de sus clientes es un fabricante de muebles que perderá un millón de dólares al día con los nuevos aranceles.

“Hay mucha incertidumbre. Ni siquiera la secretaria de Economía nos puede decir hoy cuál es el futuro”, dijo. “Es totalmente absurdo”.

También se pregunta si esto afectará a todos los bienes y si ello violaría el actual tratado de libre comercio de Norteamérica.

Franz Felhaber, un agente aduanal preocupado por las exportaciones de chile, calculó que los aranceles costarán 35.000 dólares por los 100 camiones que cruzan cada día en la temporada alta de exportación de jalapeño, la cual comienza en unas cuantas semanas. Los exportadores deben pagar los impuestos por adelantado, una práctica que amenaza su flujo de efectivo, aun si después pasan el costo a los consumidores.

Felhaber calcula que si los aranceles se elevan a 25% para octubre, como Trump dice que hará, el 90% de sus clientes quebrarán.

Los aranceles fueron tema de conversación en una convención sobre comercio internacional realizada el viernes al sur de Tijuana, en el poblado costero de Rosarito, llamada “El Comercio Exterior y las Nuevas Oportunidades”, donde los presentadores intentaron tranquilizar a los asistentes.

Los oradores hablaron acerca de poner la vista en otros mercados para exportar, pero también reconocieron los retos que implica dejar de enviar mercancía a Estados Unidos, el mayor socio comercial de México.

“Necesitamos empezar a ver cómo luchamos para recuperar ese 5%, si es que lo aplican”, dijo Luis Manuel Hernández, director de Index Tijuana, una asociación de fabricantes en Baja California entre cuyos miembros están Toyota, Hyundai y otras compañías de gran tamaño. “Tal vez nos volveremos 5% más competitivos”.

Los agentes aduanales han estado inundados de llamadas de clientes mexicanos preguntándoles qué hacer, dijo Myrna Aguilar, presidenta de la Asociación de Agentes Aduanales de San Diego y gerente de operaciones de corretaje en Casa Internacional, una de las mayores empresas de corretaje en la frontera.

“Nadie maneja su negocio con una estrategia que se modifica a diario y minuto a minuto, así que esto ha creado un poco de agitación”, afirmó Aguilar.

Dijo que el ambiente en algunas empresas es sombrío, especialmente para compañías como las de dispositivos médicos, que nunca habían tenido que pagar impuestos.

“Les estamos diciendo que envíen lo más que puedan entre ahora y el domingo, que protejan lo que ya tienen, que lo muevan rápido”, afirmó Aguilar.

Prevé que crezca el envío de productos de México a Estados Unidos el fin de semana. Su empresa ya ha tenido que hallar 25% más de espacio en almacenes para sus clientes.

Aunque las compañías han sabido del aumento en los aranceles por más de una semana, muchas esperaban que la fecha límite se pospusiera o que los gravámenes no entraran en vigor.

“Las grandes compañías, en especial las que tendían a guardar cierto inventario en México, lo van a sacar”, agregó.

___

Attanasio reportó desde El Paso, Texas

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Winker lidera ataque de Rojos, que evitan barrida de Rangers [Leer más]

Devers pega jonrón por Boston en 10mo inning ante Orioles [Leer más]

El fundador de Huawei prevé reducción millonaria de ingresos [Leer más]

Paxton luce efectivo y Yanquis vencen 10-3 a Medias Blancas [Leer más]

Recomendados