Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Domingo 17 de Febrero 2019

Domingo 17 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Cerveza Artesanal de Querétaro en auge

La cerveza es una tradición de siglos basada en estilos. Foto: Especial Foto Capital Media
|
03 de Enero 2017
|
La cervecera Hércules tiene un enfoque de disfrute de la cerveza en diferentes ocasiones

La cervecería artesanal más antigua en México tiene aproximadamente 13 años, sin embargo, en los últimos 5 años se ha visto un crecimiento exponencial, habiendo hoy en día 300 cervecerías artesanales en el país; tan sólo en la ciudad de Querétaro existen cerca de 20, contó Héctor López Maldonado, socio de la compañía cervecera Hércules.

Héctor considera que existen muchos factores que hicieron que hubiera un auge de la cerveza artesanal, pero hay dos en especial que lograron aquello: uno, es que la gente de México viaja más a otros países y han probado cervezas de Inglaterra, Alemania, Bélgica o Estados Unidos, por ejemplo; y dos, porque en los últimos años ha llegado muchas más cervezas a México.

“Antes uno iba al súper y había dos marcas, cada una con 30 variables, pero esencialmente eran la misma cerveza. Hoy vemos cervezas importadas de Inglaterra, de Alemana, de Bélgica, de Japón, de prácticamente todo el mundo; eso ha hecho que el consumidor este recibiendo otros estímulos desde el punto de vista sensorial”, apunto López Maldonado.

Eso ha influido mucho para que el público cervecero busque nuevas experiencias con nuevas cervezas y tenga más criterios para escocer cuáles son las buenas cervezas.

La Cervecera

Para Héctor la cerveza es una tradición de siglos basada en estilos; existen desde muy rubias o pálidas hasta muy negras, con muy poco alcohol o con mucho alcohol, o cervezas desde muy amargas hasta muy dulces; lo que hace que la gente encuentre por lo menos una que le guste. Y eso es lo que hace, cerveza que le guste a la gente.

Él es un persona que salió del mundo de las telecomunicaciones y ahora lleva 19 años haciendo cerveza, gracia a que su primer trabajo lo trasladó a Gales, en Reino Unido, donde conoció una cultura cervecera muy desarrollada, distinta a la de México y con diferentes hábitos de consumo y significado.

“Ahí estudié el tema y lo sigo estudiando. Hacer cerveza implica mantenerse estudiando siempre porque hay nuevos equipo, ingredientes, técnicas, en un mundo que evoluciona día con día”, aseveró.

No obstante, regresó a México y con otros ocho amigos provenientes de Coahuila, Querétaro y la Ciudad de México, quienes tenían la inquietud de hacer cerveza, emprendieron un negocio que inició en el año 2011 con la adaptación de una nave de la fábrica textilera Hércules, estructura construida desde el siglo XIX y que actualmente sigue en funcionamiento.

Empezaron a pagar una renta al dueño de la fábrica, ya que consideraron que era un espacio idóneo, pues cuenta con la disponibilidad del agua requerida y otros servicios necesarios para la elaboración de cerveza, pero fue hasta 2013 que comenzaron a comercializar sus productos.

La producción

“No existe tal cosa como una cervecera artesanal grande”, aseveró López Maldonado, incluso su empresa que puede llegar a producir 30 mil litros de esta bebida el mes, la considera chica a comparación de empresas industriales, pero incluso hay cerveceras artesanales que solo hacen 100 litros al mes, ya que no tiene el mismo equipo, pero pueden hacer lo mismo en pequeñas cantidades.

Además la producción de cerveza varía mes con mes: “hay veces que hacemos 10 mil litros, a veces hacemos una cuarta parte de eso, ¿de qué depende? Del tipo de cerveza que estamos sacando”, señaló.

La cervecera Hércules produce al año nueve cervezas distintas: cinco de línea, es decir que se mantienen a lo largo del año; y cuatro estacionales –una en invierno, primavera, verano y otoño, respectivamente).

Por ejemplo la estacional actual, la oktober, se hace en un periodo de seis meses y cuando esa no se produce, pueden generar cinco veces más otra cerveza en el mismo periodo.

Consumo responsable

“A quién menos le conviene que se consuma cerveza de manera irresponsables es a las cerveceras, es lo que menos queremos. Obviamente que queremos vender mucha cerveza, pero es distinto vender cerveza para que te tomes una cerveza cada día a vender para que te tomes cinco cervezas el viernes en la tarde”, manifestó el maestro cervecero.

Reflexionó que tristemente en México la cultura cervecera está basada en un consumo peligroso, pues aunque existe un consumo per cápita más o menos alto, es “a picos”, es decir, que entre semana poca gente toma esta bebida, pero cuando llega el viernes y sobre todo en la población joven el consumo se incrementa principalmente en las fiestas, cuando en países muy cerveceros como Alemania, Inglaterra o Bélgica, la gente acostumbra salir de su trabajo un lunes, martes o el miércoles y se toma dos o tres cervezas sin que tenga que llegar el fin de semana para beber todo lo que no bebió en la semana.

En este sentido, Héctor aseguró que la cervecera Hércules tiene un enfoque de disfrute de la cerveza en diferentes ocasiones, por ejemplo, en las comidas, donde la conversación gire en torno a la cerveza, haciendo todo lo que está a su alcance para controlar el consumo, más allá de lo que digan las regulaciones.

“Cuando tu tomas una cerveza artesanal seguramente tú terminas hablando de la cerveza, cuando te tomas una cerveza industrial no importa. Tan no importan que ni siquiera te importa de qué color es, te la puedes tomar de la lata o de la botella, pero para nosotros es importante que veas la el color, la consistencia y espuma, el color de la espuma, que huelas la cerveza”, expresó.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Consumo de bebidas alcohólicas aumenta en diciembre [Leer más]

Canirac teme afectaciones por situación económica [Leer más]

Cerveza Artesanal de Querétaro en auge [Leer más]

Cervecera Hércules, quinto lugar nacional [Leer más]

Recomendados