Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Jueves 18 de Abril 2019

Jueves 18 de Abril 2019

UnidadInvestigación
| | |

Bomberos con corazón herido

Especial Foto Capital Media
|
28 de Abril 2017
|
Casi el 50 por ciento mueren por causas cardiovasculares.

El oficio de bombero es una profesión que implica enfrentar un gran peligro, a esto hay que sumarle que este cuerpo de rescate estaría en mayor riesgo de sufrir ataques cardiacos.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, la exposición al calor extremo y al esfuerzo físico durante la extinción de incendios activa las plaquetas, aumenta la formación de trombos y deteriora la función vascular.

Debido a que los eventos cardiovasculares son la principal causa de muerte entre los tragahumo, investigadores del Centro para la Ciencia Cerebrovascular de esta institución académica decidieron estudiar la asociación entre su actividad laboral y la enfermedad cardiaca.

Al bombero generalmente se le asocia como una persona sana y físicamente activa, por lo que antiguamente se pensaba que el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares era menor.

Estudios previos habían revelado que los ataques al corazón eran la causa de más de 50 por ciento de las muertes entre bomberos de Estados Unidos y Gran Bretaña. Por eso, los investigadores escoceses tomaron muestras de sangre de varios de estos profesionales antes y después de una intervención.

Llevaron a cabo un estudio abierto aleatorio con 19 bomberos sanos, 16 de ellos varones, entre 41 y 47 años, quienes fueron sometidos a ejercicios de entrenamiento estandarizado (exposición) o realizaron tareas ligeras (de control) durante 20 minutos en un centro de simulación de incendios.

Durante la simulación de siniestros, las altas temperaturas provocaron la formación de trombos, plaquetas y monocitos.

También se elevó el flujo sanguíneo del antebrazo con todos los vasodilatadores, lo cual se asoció con un aumento en las concentraciones de la troponina en el plasma cardiaco. Los investigadores concluyeron que la exposición al calor extremo combinada con el esfuerzo físico durante la extinción de incendios hace que la sangre se vuelva más espesa y pegajosa, lo cual activa reacciones cardiovasculares que pueden derivar en un infarto al miocardio agudo en los tragahumo

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Voto de confianza de Jucopo Qro. para edil de Colón [Leer más]

Aprueban en Querétaro Comisión de Asuntos Indígenas e Inclus [Leer más]

PRI y Morena se hacen de palabras en plena sesión [Leer más]

Lidera sector salud quejas estatales ante la CNDH [Leer más]

Recomendados