Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Sábado 16 de Febrero 2019

Sábado 16 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Convierten plástico normal en biodegradable gracias a desechos de jitomate

q Foto Capital Media
|
16 de Noviembre 2016
|
Se implementaron diferentes técnicas químicas para unificar y volver a formar la cutícula, procesos que no afectan el medio ambiente

Por Lidia Hernández

Una investigación del Centro de Nanociencias y Micro y Nanotecnología (CNMN)del Instituto Politécnico Nacional (IPN) logró convertir plástico normal en plástico biodegradable aplicando propiedades de la cutícula del jitomate reciclado de los desechos agroindustriales, de la cual se han publicado cinco artículos en revistas científicas y están por editarse dos más en cuanto se obtenga la patente.

Los investigadores Daniel Arrieta Báez y Mayra Beatriz Gómez Patiño, explicaron que todo se originó a partir de un proyecto de ciencia básica, y todas las condiciones se presentaron para que se convirtiera en un propósito aplicable para la generación de bioplásticos, por medio de procesos químicos y enzimáticos.

Se imita a la naturaleza

El doctor, que pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel I, detalló que comenzaron haciendo el análisis de las cutículas, que es la parte externa del fruto, pues este tipo de cáscaras cumple la función natural de ser una especie de bolsa que evita la pérdida de agua, utiliza como un mecanismo de defensa y a partir de que se precisó este hecho biológico, el equipo vio la posibilidad crear un complemento que se pudiera aplicar en el plástico normal.

Tratamos de imitar lo que hace la naturaleza, pero para imitarlo primero teníamos que conocer muy bien el proceso; durante la investigación y la realización de pruebas de laboratorio fuimos encontrando muy buenos resultados en cuanto al rendimiento”.

2 posibles usos

El investigador responsable del Laboratorio de Espectrometría de Masas, aseguró que después de separar los compuestos del jitomate, se implementaron diferentes técnicas químicas para unificar y volver a formar la cutícula, procesos que no afectan el medio ambiente: “A partir de ahí surgieron dos vertientes de aplicación: una en medicina, ya que es un producto inocuo y detectamos que se puede formar un biomaterial ideal para transportar algunos compuestos al cuerpo humano como los nutracéuticos, y la parte química para la fabricación de materiales más biodegradables”.

Apoyo al medio ambiente

Este proyecto ha tenido el apoyo de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (SECITI), de la Secretaría de Investigación y Posgrado del IPN, y en la actualidad cuenta con un Fondo de Investigación Científica Básica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT).

La co-coordinadora del proyecto, Mayra Beatriz Gómez Patiño, dijo que el proyecto de investigación como tal nació hace cuatro años y sobre el futuro del mismo, aclaró que no es su idea fabricar bolsas de plástico de la cutícula del jitomate, pero sí contribuir a que los plásticos sean menos dañinos: “En las cuestiones de biomateriales lo que hacemos es introducir este tipo de cutícula a plásticos tradicionales, de esta manera ya tendrán una base biodegradable”.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Pronto podrías encender el auto únicamente con tu voz [Leer más]

¡Los cubiertos también se comen! [Leer más]

Universidades públicas y privadas respaldan a estudiantes de [Leer más]

IPN crea máquina para optimizar trabajo de cosechas [Leer más]

Recomendados