Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Viernes 15 de Febrero 2019

Viernes 15 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Cumple un año explosión en bodega

Relata bombero su experiencia en la explosión. Foto: Especial Foto Capital Media
|
24 de Enero 2017
|
Fue provocado por el robo de hidrocarburos, uno de los delitos que causa mayor preocupación

“Era nuestra última guarda cuando nos llamaron al servicio”, así recuerda el bombero Alberto Swindall, los instantes previos a la explosión ocurrida hace un año en el Barrio de la Cruz, uno de los siniestros de mayor magnitud registrados en esta demarcación durante los últimos años.

La madrugada del pasado 26 de enero 2016, los elementos voluntarios que se encontraban en guardia en la Estación recibieron la solicitud de apoyo por la supuesta fuga de gas de un cilindro doméstico en esta comunidad, según el relato de Alberto.

“Era mi última guardia, nos llamaron por un cilindro de gas, y cuando llegamos no nos dio tiempo ni de bajarnos, Cuando íbamos a checar la zona, se prendió el camión y nos envolvió la explosión”.

Se trataba de cuatro vehículos cargados con gas presuntamente extraído de manera ilegal y que había sido resguardado, sin medidas de seguridad apropiadas, en una bodega ubicada en la esquina formada por las calles Chabacano y Olivo.

Los primeros respondientes, policías municipales y bomberos voluntarios, fueron envueltos por el fuego en cuestión de segundos, al acudir para tratar de controlar la fuga de gas producida al interior de este inmueble, en esta localidad, que es atravesada por tres ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los bomberos Víctor Rico, Marcos Santiago y Alberto Swindall, así como la oficial Ana Elizabeth Bocanegra resultaron con quemaduras de diversos grados en este incidente, provocado por el robo de hidrocarburos, uno de los delitos que causa mayor preocupación por los riesgos que implica para los pobladores y por la frecuencia con que se realiza en la demarcación.

“Creo que la diferencia es que yo traía equipo de seguridad personal y la compañera Ana Elizabeth no tenía un equipo como nosotros”, recuerda al referir que Ana Elizabeth fue quien tuvo más secuelas en este incidente.

Con 32 años de edad, Alberto Swindall ha consolidado cuatro años de trayectoria al interior de esta Corporación, y aunque después del incendio que marcó su historia ha debido acudir a terapias físicas y psicológicas, ha optado por profesionalizarse y mantener su colaboración en esta corporación.

Debido al costo, de más de 150 mil pesos en suma, de las terapias para recuperar su mano izquierda, en donde tuvo quemaduras de tercer grado, el elemento abandonó sus estudios en la Licenciatura de Derecho, sin embargo, en menos de un año inició la Licenciatura en Seguridad ciudadana en la Universidad de Guadalajara, y concluyó los estudios como Técnico Básico de Gestión Integral de Riesgo ante el Cenapred.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Dan último adiós a víctimas de explosión en Fuentezuelas [Leer más]

Festejo guadalupano terminó en tragedia [Leer más]

Suman ya 8 muertos por explosión en Fuentezuelas [Leer más]

Detectan 2 toneladas de pirotecnia en Tequisquiapan [Leer más]

Recomendados