Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Martes 23 de Julio 2019

Martes 23 de Julio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Trámites obstaculizan regulación de negocios

Especial Foto Capital Media
|
10 de Octubre 2017
|
En Corregidora, el procedimiento es lento y engorroso

Conseguir el visto bueno de la Dirección Municipal de Protección Civil de Corregidora resulta un obstáculo para tramitar o renovar la licencia de funcionamiento de los comercios de la demarcación, lo que hace que la gente desista de realizar los trámites correspondientes.

“¿Por qué la gente no lo hace? No es por lo que cuesta porque es una cantidad fácil de desembolsar pero realmente es por la tramitología”, destacó el presidente de la Camara Nacional del Comercio (Canaco) en Querétaro, Gerardo de la Garza Pedraza. Además de que en algunos casos es costoso tramitar la licencia de funcionamiento es lento y engorroso, sobre todo porque ahora incluye el aval de la Dirección Municipal de Protección Civil.

“Ahora dependemos de tener un visto bueno de Protección Civil, quien califica a los comercios en bajo, mediano y alto riesgo y dependiendo cómo te califique son las condiciones de que debes de cumplir. Hay un listado de requisitos”, añadió el dirigente de los comerciantes en el estado.

Aunque afirmó que esto se hace con la mejor intención de asegurar al ámbito laboral y civil, para evitar algún riesgo al vecino o al local. Señaló que los comerciantes piden a las autoridades del municipio que haya un sistema de agilización de tiempo y practicidad.

“La razón de hacer desidia, porque no es otra cosa, es la burocracia y la tramitología que es compleja.

“Los gobiernos insisten en asegurar más la autoridad laboral y obliga a cumplir este requisito. Son puntos complicados que no se pueden saltar”, agregó.

No obstante, señaló que los comercios deben de cumplir con este requisito, ya que así lo mandan las leyes para la operación y funcionamiento de cualquier negocio, pues de no hacerlo el negocio se convertiría en una competencia desleal para quienes sí están en regla.

Censo comercial

En el censo realizado este año por el municipio de Corregidora se revisaron cinco mil 970 negocios, de los cuales mil 408 no contaban con licencia, es decir, 24 por ciento de los comercios visitados.

Así lo informó el director de Desarrollo Económico de Corregidora, Efraín Serrato Malagón, quien explicó que este conteo empezó en el mes de abril. Periodo en el que se venció el plazo de los primeros tres meses del año para que los negocios renovaran su licencia de funcionamiento.

El responsable del desarrollo econónico, señaló que en el censo se hace un barrido a pie de la demarcación para detectar los negocios y encontrar así incluso aquellos que no cuentan con una licencia de funcionamiento y que por ende no están registrados en la base de datos de la Dirección de Protección Civil.

En este sentido informó que durante el periodo del censo se encontraron cuatro mil 562 negocios que no contaban con licencia vigente o que estaba en proceso de renovación, lo que representa 76 por ciento de los comercios visitados.

El funcionario municpal, manifestó que al 3 de agosto de este año, se habían regularizado 823 comercios de los que no contaban con licencia de funcionamiento, es decir, 58 por ciento de ellos; derivado de las acciones de apercibimiento emprendidas por el gobierno municipal.

Pese a ello y a los plazos extras que se les dio, 300 negocios fueron sancionados por no realizar sus trámites, quienes tuvieron que pagar una multa de 800 pesos, siendo esta cantidad la mínima establecida en el Código Fiscal, y un plazo extra de 15 a 30 días para regularizarse.

Sabiendo que el trámite del Vo. Bo. de Protección Civil lleva tiempo, a los negocios que contaban con licencia vencida y que ni siquiera estaban renovándola, pero que estaban en el proceso de  trámite de Protección Civil, no se les sancionó.

Falta organización

“Para tramitar la licencia no te piden gran cosa, la respuesta que dan en el Centro de Atención Municipa (CAM) es buena, lo que se me hace un poco tedioso es que en ocasiones pierdes mucho tiempo en la caja.

“Creo que nada más tienen la caja de la ventanilla única y de la Tesorería; son dos para todo el municipio”, señaló el ciudadano Alejandro Galván.  Esta persona, quien cuenta con una farmacia en la comunidad de Charco Blanco, indicó que hay otra caja por el puente de la colonia Tejeda; sin embargo, para quien no tiene coche, también puede considerarse una pérdida de tiempo en trasladarse hasta ese lugar, por lo que lo más viable es esperar en el Centro de Atención Municipal.

“Tienes que hacer ese trámite en el CAM y de ahí te tienes que mover a las oficinas de Protección Civil que no están nada cerca.

“En Protección Civil tampoco piden gran cosa; el tiempo de respuesta es prolongado, pues dicen: aquí ya está la orden, para que le den el Visto Bueno tiene que estar viniendo para ver cómo va”, añadió.

Alejandro consideró este requisito incongruente, ya que debería ser la Dirección Municipal de Protección Civil la que tendría que ir al negocio a revisar las condiciones del lugar para dar el Visto Bueno.

En los años en lo que Alejandro ha hecho los trámites relacionados con la licencia de funcionamiento solamente en la apertura la Dirección Municipal de Protección Civil verificó el negocio. Indicó que al querer renovar su licencia, la autoridad se lo negaba, argumentando que no tenía el aval de Protección Civil, pese a las solicitudes que hizo al departamento.

También consideró incómodo que cuando el ciudadano tiene que pagar los trámites de Protección Civil, debe ir a la caja por el puente de la colonia Tejeda, y luego regresar a la Dirección Municipal de Protección Civil a entregar la ficha de pago: “uno que tiene carro se mueve, pero los que no ¿cómo lo pueden hacer?”.

Crece el municipio

Todos los años abren negocios nuevos en el municipio o cambian de giro los que ya estaban funcionando, sobre todo en el comercio básico como es el rubro de alimentos y de comercialización de productos, apuntó Efraín Serrato.

“Hemos encontrado una dinámica que consiste en que se empieza a desarrollar algún centro de población y tratan de dar estos servicios básicos a esas colonias.

“Sin embargo, gran parte de estas personas ya tienen sus lugares predilectos para hacer sus compras”, aseveró Serrato.

Añadió que este proceder hace que a los negocios les lleve hasta dos años para que puedan ser reconocidos y buscados por estos clientes.

Esta situación, dijo, no siempre logran librarla los comercios y terminan cerrando.

Hecho que ocasiona que la Dirección de Desarrollo Económico se encuentre otro tipo de negocio en la siguiente visita y se repita el ciclo de regularización.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Voto de confianza de Jucopo Qro. para edil de Colón [Leer más]

Aprueban en Querétaro Comisión de Asuntos Indígenas e Inclus [Leer más]

PRI y Morena se hacen de palabras en plena sesión [Leer más]

Lidera sector salud quejas estatales ante la CNDH [Leer más]

Recomendados