Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Domingo 08 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

“Violaron nuestros derechos, nos torturaron”: periodistas libres

nacional

20 de Noviembre 2019

(Segunda de tres partes)

Por Lucía Calderón

México, 20 Nov (Notimex).- Los aprehendieron sin mostrar una orden de un juez, los torturaron psicológica y físicamente violando sus derechos, en el caso de Gabriel Garza Flores querían obligarlo a firmar una declaración de culpabilidad por el homicidio.

El operativo de aprehensión funcionó de la misma forma, por parte de las autoridades, en el caso de los tres periodistas, esas evidencias no fueron tomadas en cuenta por el Ministerio Público de Nuevo Laredo, Tamaulipas, para declarar que su detención era ilegal.

“En la mañana de ese lunes 26 de marzo de 2018 salíamos a almorzar él y yo, salimos de Andador 11, agarramos Paseo de la Cañada y dimos vuelta en Andador 13 para agarrar Constituyentes y antes de llegar a la Constituyentes una camioneta blanca, sin logotipo, iba muy fuerte hacia al frente, hacia nosotros, pensé que nos iba a chocar.

Se bajaron unos hombres con armas, sin uniformes, sin orden de aprehensión y a él le pidieron que bajara de la camioneta, él al principio no quería bajarse, pero al insistir pues él se bajó, rápidamente lo sujetaron las personas y lo subieron a la camioneta de ellos”, narra la esposa de Garza Flores.

Al ver que se lo llevaban, ella tomó el volante del auto y los siguió, lo trajeron dando vueltas mientras lo golpeaban y le querían obligar a firmar una declaración donde aceptaba ser culpable del homicidio de Carlos Domínguez.

Lo llevaron a la Policía Ministerial, “mi hijo anduvo preguntando por él y ya llegaron con él, con las esposas en las manos y lo metieron, él confiado en que era inocente, él me decía`no te preocupes, no te preocupes, es un malentendido ahorita salgo´, ese “ahorita salgo” ya no fue posible, murió en prisión acusado de un homicidio que no cometió.

Los periodistas habían sido llamados a declarar en torno al asesinato de su compañero de profesión, así como a unas 60 personas. Ellos no descartan que la intención de acusarlos fue para eliminar a un enemigo político, el exalcalde Carlos Canturosas, pero también para atemorizar y amordazar a la prensa de Nuevo Laredo y de Tamaulipas.

“En ese momento no sabíamos lo que pasaba, porque simplemente pues, en la detención nos cerró una camioneta blanca, sin logotipos, bajaron hombres armados, nos secuestraron seis horas porque ni siquiera nos enseñaron una orden de aprehensión, ni a que estábamos siendo sujetos, después de ahí vino la tortura psicológica y física de la que yo fui objeto”, explicó González Zúñiga.

-Fin de nota-

NTX/LCS/LVR

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD