Capital Querétaro
PUBLICIDAD
Miércoles 20 de Marzo 2019

Miércoles 20 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

México reubica a los reos de la cárcel en las Islas Marías

AP Photo,, ARCHIVO - En esta fotografía del 12 de mayo de 2005 unos reclusos comen en la prisión de las Islas Marías, ubicada a 140 kilómetros (90 millas) al sur de Mazatlán, México. (AP Foto/Eduardo Verdugo, Archivo) Foto Capital Media
Autor
|
14 de Marzo 2019
|

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México reubicó a los reclusos de la tristemente célebre prisión de las Islas Marías, la última colonia penitenciaria insular en un hemisferio que alguna vez tuvo múltiples ejemplos de islas penales como la representada en la película “Papillon”.

Alrededor de 584 de los reclusos fueron trasladados a las prisiones del estado de Coahuila, en el norte del país, y 68 fueron llevados a otro sitio o puestos en libertad, informaron las autoridades.

El gobierno señaló que los reclusos y 88 visitantes, de los cuales 16 vivían ahí, salieron de la isla a bordo de 21 vuelos desde el viernes. Las esposas de seis reos y 10 de sus hijos habían vivido en la isla durante años.

Las familias tenían permitido vivir con algunos de los reclusos de bajo riesgo en varios de los cinco campamentos desperdigados en la isla principal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el archipiélago de cuatro islas se convertirá en un centro cultural y de educación ambiental. Las cuatro islas, de las cuales sólo una está habitada, están ubicadas a 110 kilómetros (70 millas) de las cosas del estado de Nayarit, en el litoral de Pacífico.

López Obrador celebró el cierre de la prisión como uno de los logros más importantes de los primeros 100 días de su mandato.

Esa cárcel creada “para castigar a opositores, políticos… llegó a su fin”, dijo el mandatario.

Ramón Ojeda Mestre, quien dirigió una campaña de recuperación ambiental de la isla hace 15 años, dijo: “Ya. Por fin. Una etapa de desastre ha concluido”.

“Ahora la recuperación lenta y la racionalidad ambiental deben imponerse”, añadió.

Los reclusos, por ejemplo, habían capturado loros nativos para venderlos y atrapado boas para hacer cinturones con las pieles.

La prisión, fundada en 1905, tuvo periodos de una brutalidad tristemente célebre. Cuando Panamá cerró su colonia penitenciaria en la isla de Coiba en 2004, la de las Islas Marías permaneció como la última de este tipo que seguía operando en América.

López Obrador dijo que el nuevo centro cultural en el archipiélago llevará el nombre del escritor José Revueltas, quien estuvo encarcelado ahí y escribió la novela “Los muros de agua”.

“Ya debe estar contento en donde se encuentre José Revueltas, porque ya ese sitio, ese espacio, esas islas se convierten en campamentos para jóvenes que van a visitar esas islas para conocer, convivir, proteger la naturaleza”, dijo López Obrador el lunes.

En 2013, la colonia penitenciaria tenía 8.000 reclusos.

Lejos de la sangrienta reputación de sitios como la Isla del Diablo _la colonia penal en la Guyana Francesa cerrada en 1946_, hacia el final la cárcel de las Islas Marías albergaba a muchos reos de buen comportamiento y la colonia era vista como un paso hacia su liberación o rehabilitación.

Aunque el turismo en masa no se acercaba a la prisión, las islas sufrieron una grave degradación ambiental por su uso como colonia penal durante más de un siglo.

Las colonias penales en islas fueron utilizadas en todo el mundo desde el siglo XVIII como sitios remotos a prueba de fugas para “rehabilitar” a los reos por medio de trabajos forzados. A menudo conocidas como “prisiones sin muros”, con el océano que servía como la barrera más efectiva para impedir los escapes, las colonias penales también eran conocidas por ser en parte autosuficientes y como una forma de colonizar territorios lejanos.

Pero al final, las Islas Marías terminaron costándole a México mucho más por cada reo que en otros penales.

Chile cerró su cárcel en la isla Santa María a fines de la década de 1980, mientras que la colonia penal de Isla San Lucas en Costa Rica dejó de operar en 1991, y la Isla Grande de Brasil lo hizo en 1994. Perú puso fin a su isla prisión de El Frontón de forma drástica en 1986: buques artillados destrozaron la mayor parte de las construcciones para sofocar un motín, provocando la muerte de más de 100 reclusos.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Astros: Altuve reaparece y apura trabajo defensivo [Leer más]

Miles marchan en Madrid en favor de secesionistas catalanes [Leer más]

Dan tierra a familiares de víctimas de Ethiopian Airlines [Leer más]

Senador australiano culpa a musulmanes por masacre [Leer más]

Recomendados

Sorry. No data so far.