Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Domingo 05 de Julio 2020
UnidadInvestigación
| | |

El "coqueteo apestoso" funciona, puede preguntarle a un lemur

LYNXMPEG3G1J7.jpg,Lemur de cola anillada en Manor Wildlife, cerca de Tenby, Pembrokeshire, Gales, 3 febrero 2019.
REUTERS/Rebecca Naden ; Crédito: Rebecca Naden, Reuters

LYNXMPEG3G1J7.jpg,Lemur de cola anillada en Manor Wildlife, cerca de Tenby, Pembrokeshire, Gales, 3 febrero 2019. REUTERS/Rebecca Naden ; Crédito: Rebecca Naden, Reuters

17 de Abril 2020
CIENCIA-LEMURES:El "coqueteo apestoso" funciona, puede preguntarle a un lemur

Por Will Dunham

WASHINGTON, 17 abr (Reuters) – Para los seres humanos, el mal olor corporal puede no parecer una estrategia prudente en las citas románticas, pero para los lémures de cola anillada es el camino a seguir.

Los machos de los lémures de cola anillada, primates nativos de Madagascar, secretan por las glándulas de sus muñecas un aroma afrutado y floral que huele a pera.

En su “coqueteo apestoso” el macho frota el líquido transparente y fragante que rezuma de esas glándulas contra su larga y peluda cola y luego agita la cola hacia las hembras, aumentando su atractivo frente a ellas. Es un comportamiento que investigadores dijeron es único en el reino animal.

“Resulta que los olores clave no eran realmente apestosos”, comentó Kazushige Touhara, profesor de bioquímica de la Universidad de Tokio, quien dirigió el estudio publicado Current Biology.

“Podemos decir que los olores identificados son fuertes candidatos a ser feromonas sexuales”, dijo Touhara, refiriéndose a las sustancias químicas liberadas por un animal que afectan el comportamiento de otros miembros de su especie.

Los investigadores encontraron una estrecha relación entre la hormona masculina testosterona y los compuestos de olor de lémur. También descubrieron que el olor masculino hacía su magia sólo en la época de reproducción, cuando las hembras eran sexualmente receptivas.

Fuera de esa temporada, los investigadores observaron que las secreciones de las glándulas masculinas olían de manera diferente, más amargas y coriáceas. A las hembras no les interesaba mucho eso.

Hasta ahora, no se han identificado feromonas en ningún primate, grupo que también incluye monos, simios y personas, afirmó Touhara.

“Aunque existen muchas circunstancias en las que los humanos utilizan señales olfativas para la comunicación, no existe una feromona auténtica que se haya identificado químicamente”, aseveró Touhara.

“Creo que no existe una feromona sexual clásica en los seres humanos que provoque un comportamiento atractivo para el sexo opuesto. Pero probablemente haya olores cruciales que afectan las emociones de los demás, por ejemplo, el olor de la cabeza de un bebé”.

La comunicación olfativa es importante para los lémures de cola anillada, que poseen glándulas aromáticas bien desarrolladas en sus muñecas y hombros que usan para marcar el territorio y designar el rango social además del romance.

Entre los primates, los lémures son parte de un linaje evolutivo separado con un sentido del olfato más agudo que el grupo que abarca monos, simios y humanos.

Array

(Reporte de Will Dunham; Editado en español por Janisse Huambachano)

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD