Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Jueves 12 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

Derecho infantil, del número frío al peligro inevitable

mundo

20 de Noviembre 2019

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México, 20 Nov (Notimex).- Tres décadas después de firmarse la Convención sobre los Derechos del Niño, la comunidad mundial reconoce avances normativos, pero también la resistencia de algunas naciones a materializar las letras, por lo que la vida de los infantes sigue sin desarrollarse de manera plena.

Con motivo del aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, firmada el 20 de noviembre de 1989, la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) difundió un estudio que reveló que más de siete millones de niñas y niños están privados de su libertad en distintos tipos de instituciones, mayormente centros migratorios y cárceles.

Fernanda Dorantes Arteaga, directora Jurídica de Reinserta, fundación mexicana dedicada a la prevención del delito y mejora de la justicia penal, estimó esta cifra otorgada por la ONU como generalizada, pues debe diferenciarse entre los que están recluidos con sus padres en las prisiones y los que lo están por conflictos con la ley.

En suma, Nancy Ramírez, directora de Incidencia Política de Save the Children en México, afirmó que la niñez no debe ser privada de su libertad “independientemente de su condición o estatus migratorio”, porque “la migración es un derecho y muchos huyen de sus países por condiciones de violencia”. Además, precisó en exclusiva con Notimex, el derecho internacional establece que no deben ser deportados, pues requieren de “protección internacional”.

La Convención, en sus 54 artículos, considera como niños a los menores de 18 años con posibilidades de recibir: igualdad sin discriminación de raza, religión o nacionalidad; nombre y nacionalidad; alimentación, vivienda y atención médica; educación gratuita que fomente la solidaridad; amor; protección contra el abandono, trabajo y el peligro.

Dora Giusti, Jefa de Protección en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) respaldó que el informe destaca las consecuencias de la privación de la libertad y la discriminación hacia ciertos grupos como el de los discapacitados, pues algunas familias “no permiten que niños discapacitados salgan o desarrollen su vida normal […] Les aplican un modelo de encierro”.

Metas por alcanzar en 30 años

Unicef informó el martes que entre los logros conseguidos desde la Convención se encuentra el mantenimiento de una mortalidad estable, así como el de la proporción de los que no asisten a la escuela. De manera similar, es evidente la marcada influencia de la Convención sobre la legislación de diversos territorios.

Tristemente, los menores tienen que soportar de forma cercana los pendientes internacionales reportados el martes: los que crecen en familias más pobres tienen el doble de posibilidades de morir; solo la mitad de familias pobres en África ha sido vacunada contra el sarampión; y los de zonas marginadas tienen mayor riesgo a contraer matrimonio infantil.

Las especialistas coincidieron en que se han construido mecanismos que defienden los derechos de los más pequeños, pero reconocieron que la ejecución sigue teniendo inconsistencias. Para Reinserta, las políticas migratorias son uno de los mayores retos mundiales. “Nos ha ido rebasando y el proteccionismo ha dejado de lado el factor humano”.

Nancy Ramírez, de Save the Children, organización presente en más de 120 países, respaldó su reporte anual sobre los Peligros para la Niñez en el Mundo, donde la pobreza, las tasas de mortalidad, el crimen organizado y el trabajo infantil “han generado muchas muertes por causas que podrían ser prevenibles por intervenciones oportunas”.

También destacó que los homicidios globales de adolescentes, particularmente en América Latina, son una de las preocupaciones, ya que en lugares “como Honduras y El Salvador, los homicidios se vinculan con la urgencia de salir de sus países en busca de oportunidades”.

La sede de Unicef en México, en palabras de Dora Giusti, reconoció que falta inversión, capacitación de las personas que laboran en el área y un cambio cultural al “reconocer que los niños no son propiedad u objeto de los adultos y deben ser tratados como iguales”.

Otra vez Estados Unidos

De acuerdo al informe “Niños privados de libertad-Estudio Mundial de las Naciones Unidas”, y al líder de la investigación, Manfred Nowak, los menores privados de su libertad están en instalaciones para adultos, por lo que deben establecerse sistemas especiales de justicia para menores.

Nowak también dijo en conferencia de prensa este lunes que Estados Unidos era uno de los países con “más de 100 mil niños en detención por casos de migración”. Ello no parecía contradecir los datos norteamericanos, pues desde la llegada de Donald Trump al poder los migrantes han sufrido acoso y persecución. Este mismo mes Estados Unidos tenía registrados 69 mil niños bajo custodia, sólo en el último año.

Dorantes respaldó que los infantes migrantes deben ser tratados bajo políticas que prioricen “el bien superior de la niñez”. Agregó que la diplomacia internacional de Estados Unidos suele ser muy “arbitraria porque organiza, pero nunca se sujeta a los lineamientos establecidos”, para así eludir lo que no va a cumplir.

Explicó que los estadounidenses, a pesar de prohibir la separación y encierro de los menores en resoluciones de su Poder Judicial, evitan firmar la Convención porque si “ellos suscriben y violan lo que dice, pueden recibir sanciones internacionales”.

Sobre ello, Ramírez destacó los llamados de Save the Children, en conjunto con otras organizaciones, para que el gobierno de Trump evite las detenciones, separaciones familiares y la vulnerabilidad en la que son colocados cuando se deportan, pues “todo niño que solicite refugio debería poder vivir el proceso dentro del país (Estados Unidos) con todas las condiciones de protección”.

Consideró que Europa, calificada como una de las regiones que tienen menos privados de su libertad por el estudio, tiene mecanismos más avanzados como “las familias de acogida que apoyan a aquellos menores migrantes que están en espera de que se concluya su proceso migratorio”, lo que les permite ejercer su derecho a vivir en familia y no en centros cerrados.

En contraste, la representante de Unicef en México evitó opinar sobre la política norteamericana, pues consideró que hay otros países también con números elevados y que esa nación tiene peculiaridades entre cada uno de sus estados. Incluso, es el único país que no ha firmado la Convención de 1989.

Resulta curioso que Nowak, especialista de la ONU, saliera horas más tarde de su declaración a flaquear y explicar que la cifra a la que hacía referencia era el acumulado de niños migrantes detenidos en 2015, antes del gobierno de Trump, aunque sostuviera que el país del norte sí detiene a muchos más que otros países, de los cuales sí tiene datos precisos.

Caso mexicano

De acuerdo al informe “Niños privados de libertad-Estudio Mundial de las Naciones Unidas”, México registró entre 2008 y 2019 232 mil detenciones de niños con fines de migración, proporción que aumentó en 43 mil en los primeros ocho meses de 2019.

La vocera de Reinserta, fundación que ha aumentado la autoestima del 42% de las mujeres y el 82% de los hombres mediante talleres en prisiones, destacó que, en México, la migración infantil no está criminalizada a diferencia de otros países, donde los desplazamientos son asumidos como conductas delictivas, pero las situaciones de los centros migratorios son “deplorables”.

En contraste, Ramírez denunció que, en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, expedida en 2014, la detención de infantes migrantes está prohibida, pero siguen detectando menores encerrados. Ello “afecta su desarrollo socioemocional y su acceso a la salud, educación y otros derechos”.

También consideró que, a pesar de que la norma es progresista y de que hay “cuatro homicidios de niños y niñas diarios”, hay preocupantes recortes presupuestarios en seguridad para el sector. Ello, además de tener pendiente México la ratificación del tercer Protocolo de la Convención, para que se pueda denunciar directamente la violación de los derechos de niñas y niños ante la ONU.

De acuerdo a Unicef, en 2017 se registraron mil 614 homicidios de niños mexicanos y al menos el 63 por ciento ha experimentado un caso de violencia en el hogar. Los estados del país con más homicidios infantiles son Sinaloa, Durango, Chihuahua, Tamaulipas y Guerrero.

La representación del fondo de Naciones Unidas en México considera que al país le falta especialización para no victimizar a los menores, y espacios migratorios de acogimiento integrados a la comunidad. “La especialización implica mecanismos que permitan accesibilidad, respeto desde el contacto con el juez y todo el proceso”.

“Por ejemplo, una víctima que tiene que reportar 20 veces, a diferentes personas, cómo sufrió, o un niño que es expuesto con preguntas inadecuadas que lo hacen revivir el trauma, o que es puesto en contacto con el victimario[…] Todas estas actividades las evita un sistema de justicia especializado”, explicó Giusti.

Este 20 de noviembre podemos decir que…

Las agrupaciones que defienden la Convención de los derechos gestionan políticas públicas desde sus propios objetivos, entre diversas instituciones a nivel mundial. Sin embargo, la aplicación o entrada en vigor depende exclusivamente del “largo camino” de la voluntad política.

Aunque los políticos y las asociaciones recorren dichos procedimientos, a diario mueren 15 mil niños menores de cinco años por falta de servicios oportunos antes del nacimiento y por vivir en territorios donde no pueden dejar de correr para atender recomendaciones, por los conflictos armados o diplomáticos de sus naciones. Tal es el caso de naciones como Pakistán y Siria.

“Es esencial voltear a ver a nuestros niños, ellos tienen en sus manos la construcción de este país. Los niños de México son de todos”, concluyó Fernanda Dorantes, directora Jurídica de Reinserta.

“En las realidades de los niños y las niñas esos derechos no se están traduciendo en algo palpable, históricamente a los niños se les ha visto como propiedad de los adultos, esa visión tiene que transformarse”, agregó Nancy Ramírez, encargada de la Incidencia Política de Save the Children.

“Los niños son y deben ser la prioridad de los países […] Hoy es tu día, hoy tú debes saber que tú tienes voz, que te tienen que entregar lo que tú necesites, educación, salud, protección y tú vas a ser el futuro de este país y estamos en tus manos”, afirmó Dora Giusti a los niños, a propósito de la marcada fecha.

-Fin de nota-

NTX/I/MGR/JGM

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD