Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Miércoles 11 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

Mi poesía es para los pobres: Ernesto Cardenal

mundo

04 de Diciembre 2019

Por Samuel Cortés Hamdan

México, 4 Dic (Notimex).- “Yo no soy autor de una gran poesía”, dice el poeta vivo más importante de América Latina: el guerrillero y monje trapense Ernesto Cardenal durante el homenaje que le rindió este miércoles la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana.

Cardenal es un religioso formado con Thomas Merton en un convento en Estados Unidos, vinculado a la tarea cultural sandinista que abatió el analfabetismo en Nicaragua tras derrocar mediante un movimiento armado a Anastasio Somoza Debayle en 1979.

Es también un maestro de poesía entre los campesinos del archipiélago de Solentiname, autor de un Cántico cósmico que pretende describir el universo desde su origen.

El versificador reinventó los Salmos de David para dotarlos de sentido político y modernidad con cintas magnetofónicas y espacios interatómicos, y recompuso los epigramas y los versos amorosos de los romanos Catulo y Marcial. En el homenaje en su honor, Cardenal toma la palabra a poco más de un mes de cumplir 95 años con un contundente: “Hermanos”.

“El escritor inglés T. S. Eliot dice que a veces la grandeza de la poesía puede ser por motivos extraliterarios. Mi poesía no es grande en todo caso o, si lo es, es de una grandeza pequeña, quiero decir relativa.

“Y lo es por razones extraliterarias: porque es para los pobres y por la justicia social, para mejorar el mundo”, contó el nicaragüense en el salón José María Morelos y Pavón de Relaciones Exteriores, flanqueado por su titular, Marcelo Ebrard, y por la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

El poeta expresó que trabaja contra los extremismos y el odio, en una jornada cultural organizada por la SRE y donde un día antes participó José Mujica, expresidente de Uruguay y punto de encuentro simbólico de las izquierdas latinoamericanas, como Cardenal.

“Exigir democracia no es extremismo. O es un extremismo válido”, dice el compatriota de Daniel Ortega, quien fue líder de la revolución sandinista que terminó con el somocismo pero ahora ejerce el autoritarismo desde la presidencia de Nicaragua, según han denunciado presos políticos, familiares de víctimas y organizaciones defensoras de derechos humanos.

Ebrard y los aportes de Ernesto Cardenal 

Antes, Marcelo Ebrard aseguró que Cardenal es un punto de encuentro para la lucha latinoamericana contra la intolerancia y una guía para el futuro de la región.

“Nosotros somos vecinos del supremacismo blanco, pero también la cuenca del Mediterráneo”, dijo el funcionario federal y aseguró que su generación jamás pensó que el mundo volvería a enarbolar discursos racistas, de odio, de exclusión, como si la historia fuera un ciclo que se repite.

El elogio de todo lo contrario queda expresado en la vida y obra del monje Cardenal, evaluó Ebrard, quien pidió a América Latina y el Caribe permitirse más conversaciones y unidad. El aporte de Cardenal en ese diálogo, agregó, es fundamental.

Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura, dijo en su turno que el arte es una herramienta para mejorar el mundo, algo que constata la trayectoria del nicaragüense.

“Maestro de la palabra, pero también maestro de la acción en primera línea, activista, comprometido ejemplo de congruencia, Ernesto Cardenal es un hombre que siempre ha conocido y celebrado el poder de la cultura, su valor frente al odio, su cualidad transformadora, su capacidad para desatar la paz ahí donde se ha desatado la dolorosa violencia”, declaró.

La funcionaria concluyó su intervención pidiéndole al poeta, quien también es escultor, que exhiba algunas de sus piezas en el Centro Cultural Los Pinos, una propuesta que quedó abierta.

Vibran con los poemas del Canto a México

Antes de los discursos, los actores Héctor Bonilla y Sofía Álvarez recitaron poemas del Canto a México, la última entrega escritural de Cardenal publicada este 2019 en el Fondo de Cultura Económica (FCE) y donde se celebra a Quetzalcóatl y a Tenochtitlán, a la flor y la palabra, resonancia de los versos nahuas de Nezahualcóyotl y otros poetas mesoamericanos.

Bonilla y Álvarez, matrimonio de actores que llevan décadas haciendo cine, teatro, televisión, hoy representan en el escenario al Ometéotl, el dios dual del panteón náhuatl formado de mujer y de hombre asociados en una cópula permanente, de donde proviene el mundo.

“Ometéotl: el verdadero dios y su esposa”, recitan y los acompañan canciones latinoamericanas como “El derecho de vivir en paz”, del cantautor Víctor Jara, torturado desde las primeras horas de la dictadura de Augusto Pinochet.

En las últimas semanas los versos de “El derecho de vivir en paz” se han convertido en himno callejero, colectivo y anónimo de las protestas chilenas contra el neoliberalismo, y su melodía es ejecutada con saxofones y trompetas desde las barricadas contra la administración del derechista multimillonario Sebastián Piñera.

“Sólo el canto nos hace famosos, no la guerra”, dice Sofía Álvarez y la interrumpe el tambor. “Sólo en las flores hay hermandad”, lee Bonilla y lo contrapuntean con la canción “Todo cambia”, del chileno Julio Numhauser y que popularizó la argentina Mercedes Sosa.

“Canta el cenzontle y contesta el pájaro cascabel”, dice Álvarez en un evento que busca reiterar la intención de México de convertirse en sitio de encuentro político latinoamericano, luego de que en las últimas semanas el país ha asilado a los bolivianos Evo Morales y Álvaro García Linera, recibido en la UNAM al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y escuchado al uruguayo José Mujica.

Y, ahora, la administración federal organiza un homenaje al poeta vivo más importante de América Latina.

“Y contra el odio tengo un dios, que es el de Jesús, que es amor. Puedo decir, por él, que odio el odio y amo el amor”, cerró Ernesto Cardenal entre el tronido de los asistentes.

-Fin de nota-

 

NTX/I/SCH/ECA

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD