Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Jueves 06 de Agosto 2020
UnidadInvestigación
| | |

PREVIA-El posible aumento récord de empleo en EEUU de junio enmascara un mercado laboral débil

LYNXMPEG610D4.jpg,FOTO DE ARCHIVO: Una empleada desinfecta varias bandejas en un restaurante reabierto tras haber echado el cierre para evitar la propagación de la COVID-19 en Bloomfield Hills, estado de Michigan, Estados Unidos, el 8 de junio de 2020.  REUTERS/Emily Elconin; Crédito: Emily Elconin, Reuters

LYNXMPEG610D4.jpg,FOTO DE ARCHIVO: Una empleada desinfecta varias bandejas en un restaurante reabierto tras haber echado el cierre para evitar la propagación de la COVID-19 en Bloomfield Hills, estado de Michigan, Estados Unidos, el 8 de junio de 2020. REUTERS/Emily Elconin; Crédito: Emily Elconin, Reuters

02 de Julio 2020
EEUU-ECONOMIA:PREVIA-El posible aumento récord de empleo en EEUU de junio enmascara un mercado laboral débil

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 2 jul (Reuters) – Es probable que la economía de Estados Unidos haya creado puestos de trabajo a un ritmo récord en junio, a medida que más restaurantes y bares reanudaron su actividad, lo que ofrecería más indicios de que la recesión causada por la pandemia probablemente haya terminado, si bien un aumento de los casos de coronavirus amenaza la incipiente recuperación.

El informe mensual de creación de empleo que publicará el jueves el Departamento de Trabajo de EEUU se sumaría a una serie de datos conocidos en los últimos días que muestran un fuerte repunte de la actividad, entre los que también se incluye el gasto de los consumidores.

Pero la reapertura de los negocios después de haber echado el cierre a mediados de marzo ha desatado una oleada de nuevas infecciones de coronavirus en muchas partes del país, incluidos los populosos estados de California, Florida y Texas.

Varios estados han tenido que ralentizar o incluso detener la reapertura de sus economías desde finales de junio, enviando a algunos trabajadores de vuelta a casa. El impacto de estas decisiones no se reflejará en los datos de empleo, ya que el Gobierno estadounidense hizo su encuesta a las empresas a mediados de mes.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció esta semana el repunte de la actividad, diciendo que la economía había “entrado en una nueva fase importante y (lo había) hecho antes de lo esperado”. Pero advirtió que las perspectivas “son extraordinariamente inciertas” y que dependería de “nuestro éxito en la contención del virus”.

“A medida que la economía reabre, muchos de los puestos de trabajo perdidos se han recuperado y la actividad también está reanudándose”, dijo Steven Blitz, economista jefe para EEUU de TS Lombard en Nueva York. “El problema es que el virus todavía tiene mucho que decir en la determinación de la trayectoria de la recuperación.”

Según una encuesta a economistas realizada por Reuters, las nóminas no agrícolas probablemente aumentaron en 3 millones de puestos de trabajo en junio, lo que supondría su máximo aumento desde que el Gobierno comenzara a llevar registros en 1939. Las nóminas repuntaron en 2,5 millones en mayo después de caer la cifra histórica de 20,687 millones en abril.

A pesar de dos meses seguidos de aumentos espectaculares, el empleo todavía estaría en unos 16,6 millones de puestos de trabajo por debajo de su nivel previo a la pandemia. Se prevé que la tasa de desempleo baje al 12,3% desde el 13,3% de mayo.

El empleo está aumentando en gran medida debido a que las empresas vuelven a contratar a los trabajadores que fueron despedidos cuando los negocios no esenciales como restaurantes, bares, gimnasios y clínicas dentales, entre otros, echaron el cierre para frenar la propagación de la COVID-19.

Los economistas han atribuido la explosión en la creación de empleo al programa de protección de pago del Gobierno, que da a las empresas préstamos que pueden ser parcialmente condonados si se utilizan para abonar los salarios. Esos fondos se están agotando.

El aumento del empleo durante el mes pasado se concentró en el sector del ocio y la hostelería, donde normalmente los salarios acostumbran a ser bajos. Se espera que el retorno de estos trabajadores redunde en un mayor descenso del salario medio en junio. Algunas empresas están recortando los salarios y reduciendo las horas de trabajo. Se prevé que los ingresos medios por hora disminuyan un 0,7% tras haber caído un 1,0% en mayo. Se espera que la semana laboral media baje a 34,5 horas desde las 34,7 horas anteriores.

Es probable que los estados y los gobiernos locales despidan a más trabajadores al enfrentarse a la reducción de ingresos y a unos presupuestos bajo presión por la pandemia.

Por otra parte, se espera que el informe que publicará también el jueves el Departamento de Trabajo de EEUU muestre que las solicitudes iniciales de prestaciones por desempleo sumen un total ajustado en términos estacionales de 1,355 millones para la semana que terminó el 27 de junio, por debajo de los 1,48 millones de la semana anterior, según otra encuesta a economistas de Reuters.

“Las pérdidas de empleo están empezando a extenderse a otros sectores de la economía, grupos de ingresos y capacitaciones profesionales”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics en West Chester, en el estado de Pennsylvania.

Array

(Información de Lucia Mutikani; editado por Chizu Nomiyama; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD