Capital Querétaro

WWW.CAPITALQUERETARO.COM.MX

PUBLICIDAD
Viernes 15 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Niño de 4 años usa tarjeta de padres y compra 50 mil pesos de paletas de Bob Esponja

No disponible

No disponible

11 de Mayo 2021
Tras el susto que se llevó por las paletas heladas de Bob Esponja compradas por el niño, la madre también aseguró que, tras liquidar el cargamento del señor “Pantalones Cuadrados”, cada dólar ganado le ayudará a los gastos de su universidad.

Noah Braynt, un niño de 4 años, gastó 2 mil 618 dólares, más de 50 mil pesos mexicanos, en paletas de hielo de Bob Esponja con la cuenta de Amazon de su madre, lo cual se volvió un caso viral pues el dinero no es rembolsable en este tipo de productos.

Y es que mientras tomaba sus clases a distancia en la computadora de su mamá, decidió comprar una paleta de hielo en forma de Bob Esponja con ojos de gomita.

Su mamá, Jennifer Braynt, le explicó que no podía comprársela ya que una caja con 18 paletas costaba 51 dólares en internet; pero, días después llegaron a la casa de su tía 918 paletas valuadas en 2 mil 618 dólares.

De acuerdo con las autoridades, Noah ordenó 51 cajas en Amazon y mandó el paquete, de aproximadamente 31 kilos, a casa de su tía y le pidió a su mamá que las fueran a recoger aunque no comprendió la magnitud de lo que había hecho.

La historia se viralizó en redes sociales: en una fotografía, se ve al niño Noah Bryant con su paleta de Bob Esponja, a costa del bolsillo de su madre, una estudiante que no pudo liquidar la cuenta, viéndose en la necesidad de solicitar apoyo en plataformas digitales para movilizar la mercancía.

El caso se viralizó una vez que la ciudadana Katie Schools lo publicó en su cuenta de Instagram, para vender las paletas de Bob Esponja en GoFundMe, plataforma que permite recaudar dinero para eventos filantrópicos o comerciales de todo tipo: se logró revender el producto por 6 mil 594 dólares (131 mil 718 pesos).

Jennifer Bryant, madre del niño Noah Bryant, estudia la maestría de Trabajo Social en la Universidad de Nueva York, y paga varios préstamos estudiantiles y de otras índoles, por lo que solicitó ayuda en redes sociales.

Tras el éxito de la historia, agradeció el apoyo de Katie Schools y de los compradores de las paletas de Bob Esponja.

En un mensaje a través de redes sociales, Jennifer Bryant comentó:

“Muchas gracias por su alucinante generosidad y apoyo. Como madre de un niño que vive con TEA (trastorno del espectro autista), todas las donaciones futuras se destinarán a la educación y apoyo adicional de Noah. No podemos agradecerles lo suficiente. De verdad”.

Tras el susto que se llevó por las paletas heladas de Bob Esponja compradas por el niño, la madre también aseguró que, tras liquidar el cargamento del señor “Pantalones Cuadrados”, cada dólar ganado le ayudará a los gastos de su universidad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD